De teologías y literatura

El Vaticano abolió el limbo. Sí, señores, así nomás, creer o reventar. En un nuevo pase de prestidigitador, largamente alentados por el siempre activo, nuestro ya citado bombardero Ratzinger, la Comisión Teológica Internacional del Vaticano aduce que "la gran cantidad de factores que hemos considerado nos otorgan serios fundamentos teológicos y litúrgicos para tener la esperanza de que los niños no bautizados que mueren serán salvados y disfrutarán de la visión divina". Esperanzas tenemos todos, me digo, algo atónito y cabeceante. La cita es textual y lo de "fundamentos litúrgicos" casi me hace llorar de risa. Dios, intangible en quien sí creo, es realmente grande como para regalarnos un circo tan variopinto aunque no gratuito, mucho menos inocuo.

Pero todo suele explicarse y me permito avanzar una hipótesis. Yo creo que al Vaticano le gustan los niños. De hecho a algunos de sus miembros les gustan mucho los niños, sobre todo bajo el amparo de la mirada contemplativa y conciliadora del bombardero.

Urge resucitar al Dante para que haga una revisión de la Divina Comedia, relato que ha quedado, justo es decirlo, algo trasnochado.

Pero todo sea por los niños...
Javier CoutoJavier Couto (Montevideo, 1974) es narrador. En 2010 obtuvo una mención de honor por Voces (cuentos) en el XVII Premio Nacional de Narrativa “Narradores de la Banda Oriental”. Su novela Thot fue finalista del Premio Minotauro 2013 (Editorial Planeta). En 2014 obtuvo una mención de honor con su libro de cuentos Del otro lado, en el Concurso Literario Juan Carlos Onetti 2014 y la primera mención en el Concurso Internacional de cuentos Julio Cortázar.

4 comentarios:

Rodia dijo...

qué alegría! como estarán todos los gurises que estaban en el limbo con esta especie de amnistía, no? Porque esos van al cielo, no? O no es retroactivo?

Me hubiera gustado ver las deliberaciones.

Naazgul dijo...

Y quienes no son niños y ya estaban en el Limbo? Oh, my God! Qué será de las almas inmortales de Homero, Sócrates, Platón y tantos otros? Y que será de los no ilustres y desconocidos justos que allí habitaban?
Suben o bajan? O va a sorteo? O el Ratzi aparta al tanteo?
No hubiera imaginado nunca que con la esperanza alcanzaba...
Ante la hipótesis de que tal vez no sea nada fácil resucitar a Dante, ¿quién va a ser el guapo que edite "La Divina Comedia Revisada"?
La Iglesia atenta contra el patrimonio cultural de Occidente... cosa rara.

circe dijo...

después voy a comentar algo más (amenaza) pero por ahora diré con respecto a la divina comedia, que ha cambiado de género.

Ahora es ficción.

jahey dijo...

supongo que es retroactivo.. como también supongo que más de uno de los que estaba en el limbo quedará.. en el limbo.. linda paradoja la de quedar en el limbo porque este deja de existir

>¿quién va a ser el guapo que edite "La Divina Comedia Revisada"?

estimado, le aseguro que la Comisión Teológica Internacional del Vaticano hará todo lo que esté a su alcance para que esa edición salga prontamente